La verdad es que yo nunca he entrado en polémicas ni en discusiones sobre patrias, banderas, escudos e himnos. Esta actitud muchos no la entenderán e incluso a algunos les ofenderá.

Yo, creo en la pequeña patria integrada por mí y mi familia, eso sí, como soy un buen ciudadano y un demócrata convencido, no rechazo que en mi DNI y en mi Pasaporte ponga la nacionalidad del lugar donde mi madre me trajo al mundo, también acato la leyes y por supuesto, soy respetuoso con aquellos que las banderas y los escudos son para ellos lo más de lo más, pero yo de estar estoy con los más débiles, con los más necesitados allá donde estén, sin importarme las fronteras que los separen.

Como comentario final diré, que si los salarios y las pensiones no fueran tan raquíticas, el empleo fuera de calidad y la economía fuera realmente bien para todos, a lo mejor mejoraba en algún punto mi patriotismo.

Ojo, que nadie piense mal, que el que firma este artículo, ha metido mucho tiempo de manera “no renumerada” en la mejora de su patria.

José Antonio Gracia Percebal. Profesor de comunicación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Actúa

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: