Actúa aplaude la moción de censura al Gobierno de un partido condenado por corrupción institucionalizada e insta a los partidos a trabajarla para garantizar su éxito

Madrid. 25 de mayo de 2018.

Si ya había razones antes y otros casos de corrupción vinculados al PP, la sentencia de la trama #Gürtel que conocimos ayer viene a demostrar que en el Partido Popular existía un mecanismo de financiación paralela a la oficial basada en el cobro de comisiones, un mecanismo de corrupción institucionalizado prácticamente desde los inicios del partido y en plena democracia.

Desde Actúa veíamos inconcebible la continuidad del Gobierno de Mariano Rajoy tras el último ciclo electoral y así lo manifestamos. Si bien entonces no se pudo o no se quiso primar esta necesidad, ahora aplaudimos la iniciativa del PSOE de promover una moción de censura que Unidos Podemos anunció apoyar de antemano y que parece a priori que otros partidos de sostendrán. Esperamos que Ciudadanos asuma la gravedad del asunto y deje de ser el parapeto de Rajoy y del PP al frente del Ejecutivo, que demuestre que sus discursos regeneradores son algo más que palabras.

Es el momento de hacer las cosas bien y anteponer la responsabilidad por encima de intereses partidistas, de consensuar un programa básico de regeneración democrática, de recuperación de derechos sociales, de voluntad de diálogo y de pacto sobre una candidata o candidato que represente todo lo anterior. O, directamente, de someter previamente el futuro inmediato a la voluntad ciudadana mediante las urnas. No podemos permitirnos que la reedición de la oportunidad de moción vuelva a convertirse en un fracaso estrepitoso. Por ello, pedimos a todos los partidos que trabajen en la metodología y el procedimiento para garantizar su éxito.

Porque, recordemos, como ya advertimos cuando Unidos Podemos lo intentó, que la moción de censura es una estrategia para arrebatar el Gobierno y ganarlo para la regeneración, no otra cosa. Será fallida si se trata de una táctica para descolocar al compañero de oposición o de recuperar protagonismo mediático.

El PP no está legitimado moral ni políticamente para seguir gobernando. Así lo planteó Actúa desde el mismo momento de su constitución, hace ya más de un año. La moción de censura es un imperativo ético, una obligación para el resto de partidos que no pueden aceptar el funcionamiento corrupto del PP.

Como ha expresado Baltasar Garzón en varias declaraciones recientes, “no es cuestión de partidos ni de sus cálculos electorales, sino de decencia política y de calidad democrática”. “La sociedad necesita un cambio inmediato de Gobierno. No nos pueden obligar a soportar la corrupción y que ésta nos gobierne. Quien no opte por ello, esta a favor de la corrupción institucionalizada, tal y como expone la sentencia del caso Gürtel. Creo que ningún partido político de oposición tiene otra alternativa que apoyar la moción de censura”, ha añadido.

Por su parte, otro de los promotores de Actúa, Gaspar Llamazares, ha advertido de que “no valen juegos a la murciana o a la madrileña buscando la continuidad en precario del PP en un gobierno zombi y sin legitimidad”. Lo que urge ahora es “un gobierno regenerador, de diálogo político y cohesión social”.

Actúa, también como proyecto europeísta, apuesta por una España federal en una Europa democrática y al servicio de las mayorías

Madrid. 8 de abril de 2018.

Ante una nueva celebración del Día de Europa -aniversario de la declaración Schuman que en 1950 alumbró la unidad europea-, y 32 años después de nuestra adhesión al proyecto, desde Actúa creemos que es hora de hacer balance y otear el futuro.

Durante la dictadura, Europa fue un sueño de libertad. El ingreso de España en la UE fue el acontecimiento más importante desde la recuperación de la democracia, materializando la vocación europea de las fuerzas democráticas a lo largo del siglo XX. Sin embargo, pasada la euforia inicial, el sueño quedó adormecido por ‘la mano invisible’ del mercado.

El éxito de la aventura europea es incuestionable. Ha permitido a España acelerar su paso a la modernidad, fortalecer su economía y adquirir una mayor relevancia en el escenario internacional. La España de hoy no puede entenderse sin Europa. A pesar de todo, hoy el statu quo es insostenible y, por tanto, la reforma es tan imprescindible como urgente.

La UE vive un proceso de deslegitimación social desconocido en su historia. Millones de personas contemplan con desazón la insoportable lentitud a la hora de tomar decisiones que podrían mejorar sus vidas. En nombre de la austeridad, las autoridades europeas y los gobiernos nacionales han devastado los derechos sociales y laborales, agravando la fractura social y provocando una depauperación creciente de los trabajadores y de las clases medias. Tampoco han sido capaces de ofrecer una respuesta solidaria a la llegada de inmigrantes y de acoger a los refugiados que, de Turquía a Lampedusa y el Estrecho de Gibraltar, huyen del hambre y de la guerra.

Como resultado, la anemia de la Europa social y una importante crisis de legitimidad democrática del proyecto: Tras diez años de crisis, los ciudadanos trabajan más, ganan menos y se jubilan más tarde y sienten la UE como un proyecto alejado e inaccesible.

Las políticas de austeridad, los recortes sociales y las condiciones draconianas de los rescates bancarios facilitaron el repliegue nacionalista, el euroescepticismo, la xenofobia y el peligroso ascenso de la extrema derecha, poniendo en peligro el modelo social europeo, principal baluarte de su legitimidad democrática. Mientras tanto, los gobiernos juegan al “punching ball” con la UE, descargando injustamente sobre “Bruselas” la responsabilidad de sus peores decisiones nacionales.

De nada vale disponer de una retórica que nos permita componer bellos discursos si la realidad nos desmiente. Europa, en este momento, debe tener mucho más cuerpo que alma, más materia que espíritu, muchos más proyectos y realidades que ideas inspiradoras. Para despertar a Europa de su letargo es urgente un cambio mayúsculo que ponga las instituciones al servicio de las mayorías: Un New Deal que liquide la austeridad y que establezca el control democrático del Banco Central; un Tesoro y una moneda para el pleno empleo con salarios dignos; un presupuesto adecuado, que garantice con recursos propios la cohesión social y territorial frente a los crecientes niveles de desigualdad; la armonización fiscal y otras medidas que hagan posible políticas de reindustrialización de alto valor añadido, de apoyo a la innovación, la investigación y la ciencia; una renta básica universal frente a la pobreza; una fuerte inversión verde a gran escala contra el cambio climático.

Pero nada de esto será posible sin la participación ciudadana en la construcción de una auténtica democracia europea. Como decía Madariaga, “Europa no será una realidad hasta que lo sea en la conciencia de sus ciudadanos”. En un mundo multipolar, no hay nación que pueda subsistir sola por sus propias fuerzas. Para no caer en el agujero negro de la insignificancia, Europa ha de ser un espacio de unión política y de integración, asentado en sus valores de libertad, democracia, pluralismo y respeto a los derechos humanos, sólidamente anclado en unas bases culturales comunes.

Comprometernos con Europa hoy es abrir un debate sobre el significado del proyecto de integración y sobre las condiciones para convertirlo en algo al servicio de las mayorías.

Esta es la idea de Europa que compartimos las mujeres y hombres que conformamos Actúa. Creemos que la UE es tan necesaria como posible, siempre y cuando el proyecto se reforme y apueste definitivamente por ser más democrático, más social, más solidario, feminista, federal, cohesionador y transformador de los modelos actuales de producción y trabajo hacia otros de relaciones y condiciones más justas. Un proyecto común que, además, transicione inequívocamente hacia una Europa verde.

Actúa asiste al encuentro de Diem25 en Lisboa y comparte la idea de construir una alternativa transnacional a partir de unos mínimos programáticos de cara a las Elecciones Europeas de 2019

 

Una delegación de Actúa, invitada por la organización de Diem25, ha asistido esta semana a su encuentro celebrado en Lisboa. Una reunión de trabajo en la que, en calidad de observadora, Actúa ha estado presente en el nacimiento de “European Spring”, denominación que el movimiento liderado por Yanis Varoufakis (entre otros) ha elegido para su propuesta transnacional de cara a las Elecciones Europeas de 2019.

Actúa, junto a otros partidos y organizaciones de diversos países de la UE, ha constatado cómo el proyecto de Diem25 avanza gracias a la consolidación de diferentes ‘partners’ en países como Grecia, Francia, Dinamarca, Alemania o Portugal. El objetivo es construir una red que comparta el Código Ético que también se aprobó en este encuentro, unos mínimos programáticos y una campaña común para los citados comicios.

Actúa también tiene un proyecto para una Europa diferente. Las líneas básicas, ya establecidas en la Propuesta de Mínimos para un Gobierno de Cambio que se lanzó hace casi un año, contemplan:

-La transformación de la UE en una dirección más democrática y social: menos neoliberal en todos los sentidos.

-El cese de las devoluciones en caliente: acogida de refugiados.

-Mayor solidaridad interterritorial en el seno de la UE.

-Feminizar las políticas de UE.

-Puesta en marcha de políticas ecosocialistas en una transición hacia una Europa verde.

No obstante, Actúa está en pleno proceso de trabajo acerca de su modelo para Europa, que se culminará con un monográfico para el debate y la extracción de conclusiones el próximo otoño.

Conseguir que un programa conjunto, ambicioso, pero capaz de ser asumido desde opciones políticas de izquierdas y progresistas de diferentes estados miembro, permitiría visualizar un futuro esperanzador para una UE que hoy va cuesta abajo y sin frenos. La construcción de un grupo fuerte en el Europarlamento sería especialmente relevante desde la perspectiva de Actúa para empezar a hacer otras políticas y construir otra Europa.

Recordamos una vez más que Actúa es un proyecto político federal, europeo y republicano, un proyecto de izquierdas a partir de la contradicción capital-trabajo; un proyecto feminista y en los nuevos paradigmas del ecologismo y la defensa radical del medio ambiente, defensor de las víctimas y de modelos de justicia universal; un proyecto participativo con simpatizantes; un proyecto laico y un proyecto del nuevo internacionalismo basado en la radical defensa de los derechos humanos, sociales, ambientales y culturales.

Actúa exige recuperar la universalidad de la Sanidad Pública en todos los territorios del Estado

Madrid, a 13 de abril de 2018.

Actúa quiere volver a denunciar que en España hay ciudadanas y ciudadanos  que no tienen derecho a la asistencia sanitaria pública. Por ello, exige un cambio de la normativa para que nuestro país vuelva a tener un sistema sanitario público, universal y de la máxima calidad.

La asociación Yo SÍ Sanidad Universal ha denunciado ante el Defensor del Pueblo que a menores y embarazadas se les ha denegado el acceso a nuestro sistema público. La asistencia sanitaria universal es también una cuestión de derechos humanos y en España se ha garantizado durante mucho tiempo que así fuese. Han sido los gobiernos recientes del PP los que han roto ese pacto político y social.

El promotor de Actúa Gaspar Llamazares lo ha expresado recientemente: “Desgraciadamente, denunciamos que la entrada en vigor del Real Decreto 16/2012 suponía la exclusión sanitaria y derogación del modelo de servicio de salud sustituido por el antiguo modelo de seguro para beneficiarios y la posibilidad de seguros”.

Unas CCAA pusieron en marcha medidas paliativas destinadas a atender a colectivos desprotegidos por el decreto. Otras, como Madrid, aprovecharon el resquicio abierto para extender la exclusión más allá, en particular con embarazadas y niños, que paradójicamente no estaban excluidos. El resultado es la desatención de colectivos especialmente vulnerables, a pesar del esfuerzo de ONGs para denunciar y garantizar un mínimo de atención“, añadió Llamazares.

Por su parte, Rubén Bejarano, también promotor de Actúa y muy vinculado a los movimientos en defensa de la Sanidad Pública, ha señalado que en Madrid “desde hace tiempo dinamitaron el concepto de universalidad del sistema. Se

está negando la asistencia a personas extrajeras con menos de 90 días de residencia, amparadas en una normativa regresiva como ese RD 16/2012 que urge derogar. No podemos denegar el acceso a la sanidad pública a menores y embarazadas por no acreditar tres meses de residencia”.

Exigimos al SERMAS que dicte instrucciones que garanticen asistencia sanitaria pública en todos los centros públicos de la Comunidad de Madrid a estos sectores tan vulnerables. Queremos que nuestro país vuelva ser un sistema universal, algo que el PP se ha encarado de pulverizar”, concluyó Bejarano.

Actúa, en su Propuesta de Mínimos para un Gobierno de Cambio presentada en junio de 2017, incluye el rescate de la sanidad pública: “Aprobación urgente de un paquete de medidas para la recuperación de la Sanidad Pública que incluya garantizar el acceso universal y gratuito a todas las personas; reposición de todo el empleo perdido en la sanidad pública; reforzar la hoy denostada red de Atención Primaria; acabar con las privatizaciones y recuperar para la gestión pública las concesiones a empresas privadas; garantizar mecanismos efectivos de participación social y profesional en los centros sanitarios públicos”.

Actúa, contra las últimas medidas de prisión provisional incondicional y sin fianza para varios independentistas catalanes

Madrid, a 24 de marzo de 2018.

Ante la decisión del instructor de la Sala Segunda del Tribunal Supremo en el caso seguido por delitos de rebelión y sedición contra distintas personas y cargos políticos, participa a la opinión pública que:

  1. Sin perjuicio del respeto a las decisiones judiciales, pero haciendo uso del derecho a la crítica de las mismas, no comparte y rechaza de plano la medida de prisión provisional incondicional y sin fianza de Jordi Turull, Josep Rull, Carme Forcadell, Dolors Bassa y Raül Romeva.
  2. No comparte la forma, poco respetuosa con lo que debe ser un proceso con todas las garantías, en que el juez Llarena está llevando la instrucción del caso en la Sala Segunda del Tribunal Supremo, al no respetarse el derecho de defensa de los procesados. Y que, a no dudarlo, producirá graves consecuencias en el futuro para la credibilidad de la Justicia en España.
  3. Está en profundo desacuerdo con la forma en que se ha producido la citación de las cinco personas mencionadas, con preanuncio de prisión provisional incluido, al convocarles para la adopción de medidas de esa naturaleza fijadas en el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
  4. Como consecuencia de esa forma de citación, con una urgencia impropia de los plazos procesales que garanticen la posibilidad de defenderse adecuadamente, una de las procesadas, Marta Rovira, no compareció.
  5. Esta medida ha interferido en forma grave y definitiva en el Parlament de Cataluña cuando se hallaba en pleno debate de investidura del President de la Generalitat.
  6. El anuncio de la citación para practicar la comparecencia del artículo 505 fue decidida motu propio por el instructor, sin que ninguna de las partes lo reclamara en ese momento procesal, con lo cual quebrantó el principio acusatorio y sugirió la próxima medida con el impacto político inmediato en el Parlament y el normal desarrollo de la investidura.
  7. Producida la huida de una de las procesadas, quienes sí comparecieron voluntariamente, sin intención de huir y en algún caso con la previa renuncia al escaño para evitar cualquier atisbo de imputación de reiteración delictiva, con medidas previas señaladas por el mismo juez instructor y con la causa prácticamente concluida, se vieron sorprendidos con una  prisión provisional infundada, injustificada, desproporcionada e innecesaria.
  8. Por todo lo anterior, no se entienden en ningún caso estas decisiones respecto de la situación personal de personas que carecen de antecedentes, que no pueden entorpecer la investigación y que solo a base de presunciones se puede aceptar la posibilidad de reiteración delictiva. 
  9. Estas decisiones quebrantan el derecho a la libertad de los procesados y se convierten en un adelanto de la pena que pudiera corresponderles, con lo que se desnaturaliza el propio concepto de prisión provisional legal y jurisprudencialmente fijado y consolidado.
  10. Actúa considera necesaria una urgente modificación de la norma procesal que incluya la regulación del nuevo modelo de instrucción penal y del juez de garantías ante los rictus de parcialidad en la instrucción de las causas criminales.
  11. Actúa también estima imprescindible iniciar una profunda reflexión sobre la competencia instructora en los casos de aforamientos y la capacidad de instrucción en la Sala Segunda del Tribunal Supremo

Para descargar la versión en pdf pulse AQUÍ 

 

Actúa despliega en Alcalá de Henares su propuesta para el cambio, que pasa por formatos útiles como el que se da en el gobierno ‘a la complutense’

Pilar Fernández, concejala en Alcalá de Henares y promotora local de Actúa, resumió de forma muy clara la situación política adversa a la que nos enfrentamos: “Si no hacemos algo, el Partido Popular va a recambiarse por más derecha, así están las cosas”. De esta forma, la edil recordó el leitmotiv del nacimiento de Actúa, una reacción a la incapacidad manifiesta de diversas fuerzas políticas para haber antepuesto a sus diferencias una alternativa progresista a otro gobierno de Rajoy.

Actúa, que se dio a conocer este sábado en Alcalá de Henares con la citada concejala acompañada por los promotores Baltasar Garzón y Montserrat Muñoz, utilizó el ejemplo positivo que opera en el gobierno de la ciudad anfitriona. “Aquí somos un tripartito que, una vez limadas suspicacias y asperezas, podemos afirmar que funciona bien y está haciendo políticas de izquierdas tras años de PP gobernando a su antojo, incluso con dinámicas de corrupción. Las opciones futuras del PP pasarían por otorgar la alcaldía a Ciudadanos. Pero el cambio no puede ser el recambio de la derecha”, explicó Fernández, edil de Empleo del citado tripartito. De ahí que el ejemplo “a la complutense” se sume a otros ya propuestos desde Actúa, como el de “a la portuguesa”, proclamado en el acto inaugural de junio.

Asistieron a la cita representantes del tripartito, como Juan Manuel Romero y Enrique Nogués, Presidente y Secretario de Organización, respectivamente, de la Agrupación Local del PSOE; y Brianda Ibáñez, portavoz municipal de Somos Alcalá. También, de los dos sindicatos mayoritarios en el Corredor, Vicente García, Secretario Comarcal de CCOO, y Jesús La Roda, su homólogo en UGT del Henares. Asimismo, hubo representantes de otros gobiernos municipales de la región y de colectivos como la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alcalá de Henares, con su presidente, Manuel Ibáñez.

Durante su intervención, Montserrat Muñoz, alcaldesa de San Fernando de Henares durante 12 años, recordó el “terrible y engañoso” modelo regional que a lo largo de décadas ha ido implantando el Partido Popular en la Comunidad de Madrid. “La derecha entiende la libertad como libertad de elección, en sanidad, en educación… No les importa la calidad de los servicios públicos. De hecho, los privatizan sin escrúpulos. Eso sí, puedes elegir entre lo malo y lo peor. Consiguieron que Madrid, que es una región rica y no me cansaré de recordarlo, llegase a tener las tasas de desempleo más elevadas, con muchísimos jóvenes en el exilio, los peores servicios públicos, la pobreza y la precariedad laboral instalándose y cebándose con los sectores más perjudicados de la sociedad, empezando por las mujeres… Y es fácil destruir, pero dificilísimo construir. Por eso, cuando empezó el entusiasmo de las mareas y se produjo el 15M, pensé que la gente, harta, provocaría un cambio. Se dieron los números y, frente a un acuerdo de mínimos como el proclamado desde Actúa, primaron las líneas rojas y el tacticismo partidista. La política hecha espectáculo puede despertar cierto interés, pero socialmente no sirve”.

Quien hoy trabaja como inspectora de Trabajo en la región continuó: “Ocurrió entonces que, aún enlodado en la corrupción, el PP volvió a ganar y gobernar. El que algunas personas y organizaciones decidiésemos pasar a la acción de nuevo no es por capricho, es porque no podíamos creer lo que había sucedido tras el ciclo electoral 2015-16”. Muñoz concluyó afirmando que Actúa nace para ser argamasa, entendiendo la pluralidad, compartiendo objetivos, recordando que en política “se está para cambiar las cosas en la medida de las posibilidades que dan los números, aunque se gobierne dando solo un pasito, pero en la dirección correcta, mejorando la vida de la población, acercándose al modelo de país que se pretende”. Construyamos, pues, como en Alcalá de Henares, desde la alternativa, la pluralidad y los acuerdos. Todos tenemos derecho a vivir con dignidad”, finalizó.

Hay un relato tramposo que se utiliza mucho en el espectro de la izquierda y que en varias ocasiones se ha achacado también a Actúa: la aparición de nuevos actores divide y resta posibilidades ante una contienda electoral. En este sentido, el ex jurista Baltasar Garzón fue muy claro: “¿Llegamos para dividir el qué? Si la división ya existía, no la inventa Actúa. Habría que centrarse en por qué pudiendo no se han cambiado las cosas. El problema no es la multiplicidad de actores, es la mala gestión política para llegar a acuerdos. Ese es el debate de fondo y es lo que nos ha movilizado a las personas que estamos en Actúa”.

Además, Garzón recordó que un Gobierno tiene muchas fórmulas para hacerse fuerte una vez que está en el poder, aunque sea en minoría. Lo demuestra el hecho de que la oposición acumula más de 40 iniciativas legislativas bloqueadas, entre ellas la referente a la Memoria Histórica. Quiso hacer una mención especial a la situación de la Justicia, copada por jueces afines al PP desde los nombramientos de José María Aznar en 1996, con las consecuencias que ahora conocemos y sufrimos. “Las mismas políticas judiciales, las progresivas limitaciones de la libertad de expresión, los derechos humanos incumplidos, discriminaciones, desequilibrios sociales, grandes desigualdades… Y mientras, la izquierda y los progresistas seguimos peleándonos sin llegar a acuerdos”, argumentó. El defensor de los DDHH invitó a tomar perspectiva, distancia, y ejemplo de excepciones como la de Alcalá de Henares. “O la de Portugal, ese gobierno que algunos decían que no aguantaba 3 meses. Pues ahí están, aguantando con medidas progresistas, equitativas, igualitarias, no es una catástrofe y hasta la Troika los pone de ejemplo”.

Garzón insistió en que el cambio solo pasa por “el diálogo, los acuerdos y los consensos”. “Convenzámonos de que aún se puede cambiar, que la política de tierra quemada tiene arreglo, podemos revertirla. Avancemos en participación, seamos una democracia madura donde la gente deja de votar a personas que piensan como ellas porque son corruptas, abramos las listas, fortalezcamos el sistema, hagamos cambios constitucionales…”.

Para finalizar, Pilar Fernández recordó que Actúa, como fuerza feminista, apoya los paros y la huelga de mujeres convocada para el próximo jueves 8 de marzo. De hecho, las mujeres que integran Actúa se sumarán a las diferentes convocatorias por la igualdad en todo el territorio del Estado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información.Actúa politica de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies