¿Por qué una república?

Él gobierno del estado español engaña a su pueblo promocionando el conflicto catalán para que todo el ruido producido tape otras miserias de su pésima gestión, de su profunda corrupción y de su nulo interés por el bien común

Para este gobierno y sus seguidores, el federalismo es transformado «separatismo», y ocultan el reconocimiento de los sentimientos y de la realidad plurinacional de español, que se mantiene en algunas regiones desde hace más de cien años

Paralelamente la laicidad del Estado es expresada como atentado a los valores únicos, exclusivos y excluyentes que posee el nacional-catolicismo en España, y mantienen que es una ruptura de la unidad confesional, olvidando que nuestro país de naciones es una sociedad plural en la cual conviven diferentes religiones, culturas, lenguas y pensamientos

La oligarquía de este país, encabezada por la propia Monarquía, piensa que el 15-M y las movilizaciones sociales son un simple resultado de ideas retorcidas de perroflautas, y/o de personas sin cultura o capacidad alguna,  pertenecientes a la extrema izquierda que conducirán a su estado eclesiástico al caos y el desorden

Por lo tanto la Monarquía del orden «como Dios manda», plantea que “la plebe del15-M” es una manifestación de un idealismo ajeno a la realidad, y defiende que el capitalismo no es saqueo, sino simplemente la realidad  única del mercado libre, por lo que ha de defender de las actitudes críticas, impugnadoras o meramente reformistas a las formas institucionales sacralizadas por la Constitución de 1978

La monarquía basa su poder en un sistema de manipulación y engaño social perfectamente montado desde las bases franquistas, a las que añade elementos sociales, (Derechos al trabajo, a la vivienda, a pensiones actualizadas, a la Huelga, a las coberturas de paro, a la Sanidad), para dar una falsa imagen de bienestar  social y sociedad avanzada, pero cuyos derechos sociales y civiles son progresivamente laminados

Ese modelo monárquico no ha hecho sino retroceder en ese presumido bienestar social con hitos como la entrada en la OTAN, o con una negociación muy negativa en el proceso de integración en Europa, sobre todo en un sistema monetario muy perjudicial para las economías del Sur de Europa, y con la ratificación de una falsa democracia basada en una división de poderes inexistente

Todos los organismos que de una forma u otra ostentan el poder hoy en día son organismos no electos…el pueblo puede realizar una cesión de soberanía, sí, pero a un Parlamento electo por el pueblo y no a una comisión y un banco Central que el pueblo no eligió, de la misma forma que no se elige a los componentes del FMI, ni del Banco Mundial, ni a la Organización Internacional del comercio

A todo ello está sujeto y atado el gobierno monárquico español, a todo eso y a la iglesia…es necesario un proceso constituyente que actualice los derechos de la ciudadanía, derechos civiles de todos que deben estar garantizados, derechos rectores de la economía que acoten a un mercado que está próximo al saqueo, un estado firme frente a la corrupción sistémica, frente a una corrupción que nace en la propia Monarquía según demuestra el patrimonio del rey emérito, o los actos de hija y yerno fugados a Suiza

Es necesario remodelar el estado y la constitución, y es necesario hacerlo basando los pilares que lo sustenten en una república federal plurinacional que modernice nuestras instituciones y que permita realizar políticas basadas en la igualdad y la solidaridad…políticas dirigidas al beneficio del pueblo y no pensadas para preservar la monarquía por encima de todo lo demás

UNA OPORTUNIDAD PARA LA GENTE, UNA OPORTUNIDAD PARA LA IZQUIERDA

Después de la ilusión que generó Podemos con su entrada en el panorama político y tras sus continuas equivocaciones, tanto externa como internamente, es necesario construir un espacio en la izquierda que no tenga nada que ver con PODEMOS
Creo que es necesaria una izquierda más auténtica y radical que el PSOE pero más sensata que podemos, una izquierda que consiga recuperar aquel millón y medio de votantes perdidos entre las dos elecciones generales, y que de una vez por todas levante del sofá a ese 15% potencial de votantes que no se ven representados por lo actual
Necesitamos una izquierda que ponga encima de la mesa los problemas sociales por encima de las banderas, una izquierda que se preocupe de lo importante, con lo social, con medidas efectivas y no con humo de colores, una izquierda que abrace el federalismo plurinacional y solucione el problema territorial, que apueste por la verdadera separación de los poderes y por una reforma integral de la constitución, una izquierda, en definitiva, que solucione los problemas reales de la gente
Esa izquierda debe ser diferente, alejada de formas de actuar del pasado de la vieja izquierda del PSOE, pero que evite todos los errores de la nueva izquierda de Podemos…sobre todo deben evitarse actuaciones como las que han existido en PODEMOS. Si algo tenemos claro es que una izquierda verdadera y auténtica no puede parecerse al PSOE pero mucho menos a PODEMOS, de ningún modo se puede aceptar ni admitir un nuevo Podemos dentro de la izquierda
Finalmente necesitamos una izquierda que aunque no quiera parecerse, ni deba hacerlo, al PSOE ni a PODEMOS, si sea capaz de sentarse a pactar con ambos para echar a la derecha rancia y casposa del poder, una izquierda dialogante que coloque los problemas de los ciudadanos por encima de los problemas de los partidos, una izquierda que sea capaz de seguir el camino que nos ha marcado la izquierda portuguesa, de diálogo y de resolver los problemas económicos del país sin necesidad de recortes, ni de oprimir al debil…una izquierda de verdad
En ese camino estamos, construyendo ese espacio sosegado y pragmático que nos lleve a que por fin la izquierda ocupe el espacio real que merece, y pueda solucionar los problemas reales de la ciudadanía de forma efectiva…el camino no es fácil pero el resultado podrá valer el esfuerzo

Un brillo a la ilusión, un brillo a la esperanza, ¿es posible?

Sí… Creo que es posible.

Definitivamente creo que existe ilusión y esperanza, creo que una nueva política aun es posible, creo que la política con mayúsculas, aquella que ayuda a la gente de abajo, a los que más necesitan, aquella que mejora el bienestar de los ciudadanos de a pie, de los que generan riqueza a la sociedad, aquella política que muchos creímos que podríamos haber hecho con Podemos, aún es posible… Una política de izquierdas y progresista, una que intente ser amable y pactar en vez de enfrentar… Sí, creo que es posible.

Los que fuimos bautizados como los críticos de Podemos llevamos en la lucha por la recuperación de aquel ADN original, de aquella ilusión que nos levantó del sofá, de aquel espíritu del 15M adquirido en la lucha de nuestros derechos en la calle ya mucho tiempo… Pero a cada paso la actuación del partido nos escandaliza, a cada paso que avanzamos la desilusión en la gente que nos rodea es más grande, la desilusión de ver un partido que pudo ser la regeneración democrática de nuestro país, de un partido que nos prometió renta básica y plurinacionalidad, que nos hizo pensar que realizar un proyecto constituyente que regenerara nuestra democracia y acabara con el régimen del 78 era posible, aquel que tantas cosas fue prometiendo, no cumpliendo y justificando en el camino iniciado en el 2014… Esos denominados críticos a cada paso que damos encontramos más motivos para replantearnos que hacer el día siguiente.

Como Portavoz de la plataforma ciudadana Xuntos y del movimiento Podemos 15M participé de aquella brisa suave de esperanza que protagonizó en su nacimiento la plataforma de opinión y debate ACTÚA, porque nos ofrecía un espacio donde intentar unir sensibilidades de la izquierda, esa izquierda que siempre termina por pelear más entre ella que contra los verdaderos enemigos del capitalismo y del régimen del 78, esa plataforma nos hizo pensar que podríamos unir y supuso que muchos nos atacaran sin entender los motivos de nuestra participación, ni la filosofía de la plataforma, actuando una vez más de esa forma caníbal que caracteriza a nuestra izquierda… Pero aguantamos, creímos en este proyecto, y aquí estamos, en la tesitura de qué hacer ante la degeneración de nuestro partido de origen que cada día nos avergüenza más.

¿Es posible conseguir una nueva ilusión en la sociedad? Sí, yo creo firmemente que es posible, pero también creo que ya no lo es con Podemos. Podemos 15M nació cómo un estructura territorial Gallega para dar cabida en una organización política a los descontentos de aquel movimiento 15M en Galicia que habían creído en Podemos y se estaba luchando en un intento de regeneración cuando llegó nuestro particular 155 en Catalunya, atacando desde el centralismo a nuestro líder Catalán elegido democráticamente por las bases, y ahora llega la presunta corrupción en Alcalá de Henares… ¿Qué más podríamos aguantar?

No nos quedan argumentos de defensa, ya no nos vale con ser los críticos, ya no llega con luchar dentro, si seguimos en el barco infectado seremos parte de la enfermedad, necesitamos aire nuevo, aire fresco, y por eso nos vamos a sentar para replantearnos y repensar nuestra identidad, qué queremos, a dónde vamos y cómo hacerlo… Y ahí en la sombra, observándonos fijamente con una mirada amable, se encuentra ACTÚA, que nos dijo en su día mi casa es la vuestra, y que nos dice ahora, esta casa sigue siendo vuestra casa, estamos aquí para regenerar y unir, somos la nueva esperanza… Tenemos que sentarnos y decidir si abrazamos la ilusión, si nos agarramos a la esperanza.

En Podemos 15M nos damos un impase, queremos escuchar a la gente, queremos escuchar los susurros y no el ruido, queremos observar que dicen nuestros votantes, nuestras bases, queremos encontrar la fórmula adecuada de trabajar por los ciudadanos y para hacerlo queremos escucharlos. Aún no podemos adivinar cuál será nuestro destino, ese que decidiremos de forma asamblearia, ese que hablaremos entre todos, ese destino que nos hará tomar decisiones, decisiones que nos harán tomar caminos diferentes según vayan en uno o en otro sentido, pero al final de cuentas decisiones tomadas en base a lo que diga la gente, en base a las necesidades que demande el pueblo, y decisiones tomadas de una vez y por todas entre los de abajo y no dirigidas desde un despacho de Madrid. Decisiones no tacticistas, puede que arriesgadas, pero decisiones que nos harán tomar un camino decidido de forma común… Sí que existe esperanza, sí que existe ilusión, un futuro mejor aun es posible, una lucha común por el derecho de todos aun se puede conseguir, sólo nos harán falta acertar en el camino elegido, y mi opción personal, la que defenderé ante los que confiaron en mi para representarles como su portavoz será una decisión que vuelve a ilusionarme… Mi opción será ACTÚA.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Actúa

ACEPTAR
Aviso de cookies