Lo que marca lo avanzada que está una sociedad es su nivel educativo, y en España los partidos de izquierda están perdiendo una oportunidad única en esta legislatura para conseguir forzar un pacto estable para una ley educativa plural, laica, equilibrada y que no haga pasar a nuestros estudiantes por la tesitura de tener que cambiar de ley educativa con cada cambio de gobierno, ahora podrían forzar a un PP que gobierna en minoría a realizar un pacto de consenso entre todos para tener un sistema educativo estable y sensato, que promocione la enseñanza pública de calidad sobre las enseñanzas privadas y concertadas o una enseñanza laica que deje atrás el mandato religioso y adoctrinador que en las escuelas de nuestras hijas e hijos ha existido hasta hoy en día

Se da un paso atrás cuando el pueblo quita la mayoría absoluta al PP y dice que hay que pactar, pero el PP utilizando a un Tribunal Constitucional nombrado durante su mayoría absoluta gobierna a golpe de sentencias parciales que tienen de todo menos de defensa de los derechos constitucionales de la ciudadanía. La ley Wert, esa que el PP tenía miedo de ser recortada por el TC por aspectos poco constitucionales, ahora y tras las sucesivas sentencias ultraconservadoras del TC en otras materias, ese mismo PP desea dicte sentencia para consolidarla, una ley que si sale adelante supondrá un atraso en niveles de décadas sobre laicidad y educación pública del cual serán responsables PSOE, PODEMOS y el resto de fuerzas progresistas incapaces de ponerse de acuerdo en nada

Tras las últimas elecciones generales todo cambio para no cambiar nada, el PP sin mayoría y en decadencia sigue gobernando igual que si la tuviese, sigue manejando tribunales que no son de justicia y si de orden público, tribunales que reinterpretan la ley para meter en prisión preventiva a quien nunca debía haber entrado en prisión porque interpretan que a lo mejor podrán hacer algo si supuestamente tuviesen la ocasión de hacerlo en un futuro, pero que permiten que quien nos ha robado pasee libremente por la calle con asignaciones de 3.000 euros de salario cuando se dice que no hay para subir las pensiones más que un 0,25%

Este 2018 tenemos sin duda una democracia más débil, una democracia que manda menos, una democracia que permite que en Catalunya gobierne el partido parlamentario con menos votos porque lo dictamina un tribunal parcial de orden público, porque no hay separación real de poderes públicos, una democracia que ha de mirar con envidia sana no solo a Finlandia, Noruega o Suecia, sino mucho más cerca…ha de mirar y aprender de nuestra vecina Portugal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información.Actúa politica de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies